Saltar al contenido
ADONIS AZUL

Hormiga Faraón

Hormiga Faraón – Monomorium pharaonis (Linnaeus)

Hormiga Faraón

Su nombre es el resultado de la creencia equivocada de Linnaeus de que esta hormiga era una de las plagas de Egipto en el tiempo de los faraones. Se piensa que la hormiga faraón es nativa de la región de África. Esta hormiga se encuentra a todo lo largo de los Estados Unidos. La hormiga faraón ha estado muy implicada en la dispersión de varias enfermedades patógenas.

RECONOCIMIENTO

Obreras monomórficas, de aproximadamente 1,5 a 2,0 mm de largo. Cuerpo normalmente pálido, variando de amarillento a rojizo, con el abdomen a menudo más oscuro o negruzco. Antena de 12 segmentos, con 3 segmentos en la clava antenal. Tórax sin espinas, perfil irregularmente redondeado. Pedicelo de 2 segmentos. Aguijón presente. Las reinas miden aproximadamente 4 mm de largo, con o sin alas y de color ligeramente más oscuro que las obreras. Los machos miden aproximadamente 2 mm de longitud, alados, de color negro y antenas rectas, no acodadas.

GRUPOS SIMILARES

(1) Hormiga ladrona (Solenopsis molesta) tiene antena de 10 segmentos y clava antenal de 2 segmentos. (2) Hormigas cabezonas (Pheidole megacephala) y de fuego (Solenopsis spp.) Tienen tórax con un par de espinas en la superficie superior. (3) Otras hormigas pequeñas y pálidas con pedicelo de 1 segmento.

BIOLOGÍA

Las colonias tienden a ser grandes con obreras que llegan a ser desde miles hasta varios cientos de miles. Por lo general hay varios cientos de hembras reproductoras en este tipo de colonias. Aunque se producen hembras aladas, no se presentan vuelos de enjambre y el apareamiento se lleva a cabo dentro del nido. Las nuevas colonias pueden formarse por “brotes” con tan pocos como 5 obreras, 10 preadultos y una reina que migran de la colonia original. El período de desarrollo (de huevo a adulto) para las obreras es de alrededor de 38 días a 27º c. Las obreras viven unas 9 a 10 semanas con sólo el 10% de la colonia saliendo en busca de alimentos en algún momento dado. Las reinas viven de 4 a 12 meses y los machos mueren a las 3 a 5 semanas después del apareamiento. Estas hormigas son de particular importancia en hospitales donde entran en las heridas, a las botellas de soluciones intravenosas en uso, buscando la humedad de la boca de los bebés que duermen, etc. En hormigas faraón recolectadas en hospitales se ha encontrado más de una docena de bacterias patógenas.

HÁBITOS

En áreas interiores la hormiga faraón anida en áreas cálidas (27 a 30°c), y húmedas (80%) cercanas a sus fuentes de alimento y/o humedad. Por lo general sus nidos se localizan en áreas inaccesibles como huecos de las paredes, detrás de la base de los gabinetes, en muebles, debajo de los pisos y entre la ropa de cama. Las obreras tienen un rango de acción muy amplio en su búsqueda de alimento y agua y establecen rutas para localizar ambos elementos. Comúnmente utilizan el cableado eléctrico y de teléfonos como verdaderas autopistas para moverse y viajar por las paredes y entre los pisos. La hormiga faraón es un problema muy común en establecimientos comerciales de manejo de alimentos como hoteles, tiendas de autoservicio, hospitales y complejos departamentales. En el exterior, esta hormiga parece tener una menor importancia. En las áreas templadas del norte de los Estados Unidos, por lo general no pueden sobrevivir en el exterior durante todo el año; el autor principal ha observado colonias que hibernan en el exterior tan al norte como Raleigh, NC. Sin embargo, en las áreas subtropicales como Florida y Hawaii, sí pueden sobrevivir en el exterior durante todo el año. Tienen una amplia preferencia con relación a sus alimentos, variando desde mieles hasta fruta, pasteles, carnes e insectos muertos. Utilizan los carbohidratos principalmente para su mantenimiento, mientras que la proteína, principalmente la requieren para el desarrollo larval y la producción de huevos por parte de las reinas.

CONTROL

Debemos advertir que el uso típico de insecticidas líquidos o en polvo (repelentes, contra los cebos no repelentes conteniendo ácido bórico, hidrametilnona o sulfonamida) de hecho hacen que la situación se torne peor al provocar que la colonia se disperse y forme brotes que creen nuevas colonias. Inmediatamente después de este tipo de aplicación puede darse una falsa impresión de control, ya que no se ven hormigas, lo que dura unos 7 a 10 días, que es el tiempo que le toma a la colonia reubicarse y reorganizarse. Después de este teimpo, las hormigas retoman sus actividades de búsqueda de alimentos y de nuevo se vuelve visible su actividad. Este ciclo puede repetirse varias veces. La inspección inicial es crucial para determinar la ubicación de sus nidos. Hay que buscar principalmente cerca de las fuentes de humedad (plantas en maceta, fregaderos, etc.) y como puntos secundarios cerca de las fuentes de alimentación (platos de comida de las mascotas, hornos de microondas, recipientes de basura, orillas de las ventanas donde suele haber insectos muertos, etc.). Hacer un pre cebado con jalea de manzana-menta puede ayudar a localizarlas. En el exterior hay que inspeccionar el perímetro del edifico y los techos planos. En los techos, esta hormiga sólo anida en áreas sombreadas así que se debe inspeccionar muy temprano por la mañana y por la tarde después de que se oculta el sol ya que la ubicación de las áreas sombreadas cambia con la posición del sol. Por lo general el cebado es el único método de control efectivo. Hay que utilizar sólo una estación de cebo por línea de hormigas colocándola tan cerca como sea práctico de los sitios por los que las hormigas entran o salen de la pared, el cieloraso falso, los aparatos domésticos, etc. Pero de tal forma que las posibilidades de que la estación de cebo produzca disturbios, sea mínima. Hay que poner la estación de cebo tan cerca de la línea de las hormigas como sea posible sin molestarlas a ellas. Si la infestación de hormiga faraón es en un edificio multifamiliar la única forma en que tal infestación puede ser eliminada es haciendo una inspección y tratamiento en el edificio completo. De otra manera, las hormigas se estarán moviendo de las unidades no tratadas a las unidades libres de hormigas. Si las hormigas están anidando en la tierra en el exterior, puede ser útil una aplicación de insecticida microencapsulado o piretroide en polvo mojable en forma de barrera perimetral. La hormiga faraón puede anidar en los desechos que se juntan en los techos planos o aquellas que anidan en el interior pueden salir a través de los techos durante el clima cálido para buscar humedad y alimento (insectos muertos). Típicamente entran o salen a través de ventanas pobremente selladas, por debajo de los dobleces y/o por agujeros. Si las hormigas están anidando sobre el techo, hay que tratar la junta del techo con la pared igual que cualquier otro perímetro incluyendo todos los orificios. Si las hormigas están anidando sobre el edificio, hay que colocar las estaciones de cebo en ubicaciones protegidas; de otra forma, hay que colocarlas dentro de estaciones de plástico como los cebaderos para ratones y asegurarlas poniéndoles un ladrillo encima.

Hormiga Faraón
5 (100%) 1 vote[s]
Call Now ButtonLlamanos