Saltar al contenido
ADONIS AZUL

Hormiga Carpintera

Hormiga Carpintera – Camponotus spp.

Hormiga Carpintera - Camponotus spp.

La hormiga carpintera negra, Camponotus pennsylvanicus.

(DeGreer), es una especie nativa y la más común de las especies en el este de los Estados Unidos. Camponotus modoc Wheeler es la más común de las especies en el oeste. Estas hormigas reciben su nombre común por su hábito de excavar galerías con el propósito de anidar en las piezas de madera. Este hábito puede conducir a daños estructurales. La hormiga carpintera se encuentra diseminada por todos los estados Unidos.

RECONOCIMIENTO

Las obreras son polimórficas, grandes (3.5-13 mm) con muchas variaciones de tamaño; las reinas aproximadamente de 13 a 17mm de largo. De color negro, combinaciones de rojo y negro o completamente marrones o rojas. Antena de 12 segmentos, sin clava. Tórax sin espinas, y con perfil uniformemente redondeado en lado superior. Pedicelo de 1 segmento. Gáster con abertura anal redonda, rodeada por un círculo de vellos. Aguijón ausente. Las obreras son capaces de emitir un fuerte olor a ácido fórmico.

Camponotus pennsylvanicus tiene obreras aproximadamente de 6 a 13 mm de largo y completamente negras excepto la parte superior del gáster con vellos largos y amarillentos aplanados contra su superficie. Camponotus modoc tiene obreras de alrededor de 5 a 11 mm de largo, de color negro opaco con patas rojizas y vellos dorados cubriendo el abdomen. La reina llega a medir hasta 17 o más mm de largo. Otras especies son negras, con diversas combinaciones de rojo y negro, completamente rojas o marrones. Aunque la hormiga carpintera no pica, sus mordeduras pueden ser muy dolorosas, especialmente cuando inyectan ácido fórmico en la herida.

GRUPOS SIMILARES

(1) Oscura de campo (Formica spp.), amarilla grande (Acanthomyops interjectus), y hormiga de los Montes Allegheny (F. exsectoides) hormigas que tienen el perfil del tórax no uniformemente redondeado, con impresión (es) distintivas; además la hormiga oscura de campo tiene los márgenes anterior y posterior del nódulo escalonados o con lomos iguales. (2) La hormiga aterciopelada de los árboles (Liometopum spp.) no tiene abertura anal circular rodeada por círculo de vellos. (3) Otras hormigas oscuras de medianas a grandes con pedicelo de dos segmentos.

DAÑO

La única indicación externa de una infestación, además de la presencia de obreras y/o enjambradoras (aladas reproductoras) es la aparición de pequeñas aberturas u orificios en la superficie de la madera. A través de éstos, las obreras expulsan los desechos que consisten en hojuelas de aserrín y/o fragmentos de material de aislamiento y partes de cuerpos de insectos. La acumulación de tales desechos debajo de los agujeros es una muy buena indicación de una infestación.

Por dentro, las galerías se extienden por la madera más blanda crecida en la primavera (albura) con numerosas conexiones a través de la madera mas oscura/ dura (durámen), crecida en el verano. Las paredes de las galerías son lisas, con apariencia de madera lijada. Las galerías activas se mantienen limpias de desechos. Prefiere atacar madera reblandecida por acción de hongos y con frecuencia sus infestaciones están relacionadas con problemas de humedad.

BIOLOGÍA

Las colonias de hormigas carpinteras negras son de tamaño moderado, por lo general formadas con más de 3,000 obreras (hasta 10-15,000 incluyendo los nidos satélite) alcanzando la madurez alrededor de los 3 a 6 años. La colonia madura de la típica hormiga carpintera occidental (C. modoc) contiene aproximadamente 10-20,000 obreras, con colonias grandes que llegan a tener hasta 100,000 obreras. Su tiempo de desarrollo (de huevo a adulto) para las obreras toma por lo menos 60 días. Las obreras son polimórficas, con presencia de individuos mayores, menores e intermedios. Generalmente hay sólo una reina funcional, áptera por colonia. No se producen enjambradoras hasta que la colonia tiene más de 2 años de antigüedad, normalmente de 3,5 a 4 años para C. pennsylvanicus y a menudo de 6 a 10 años para C. modoc. Las enjambradoras aparecen desde Mayo hasta Agosto en el este y desde Febrero hasta Junio en el oeste.

HÁBITOS

La mayoría de las especies de hormiga carpintera establece su primer nido en madera podrida y más tarde lo expande hacia la madera sólida. En el interior, los nidos se localizan en la madera (de preferencia ablandada por acción de hongos), en el material de aislamiento y/o en muros huecos. Las obreras son molestas cuando salen en busca de alimento pero son destructivas para la madera que utilizan sólo para anidar. En áreas exteriores, los nidos típicamente se localizan en postes podridos de las cercas, tocones, leña vieja, partes muertas de árboles en pie, bajo las piedras o en troncos caídos.

La presencia de un nido de hormiga carpintera a veces se descubre por el ruido que proviene de los huecos de la pared o de la madera donde está localizada la colonia. Además, la emergencia de ejemplares voladores y su presencia en el interior de una estructura puede ser la primera indicación de una colonia interior.

La hormiga carpintera se alimenta principalmente de miel producida por insectos, jugos de plantas y frutas, insectos y otros artrópodos. En el interior también se alimentan de materias dulces, huevos, carne, pasteles y grasa.

Las obreras viajan en busca de alimento a distancias de hasta 90 metros del nido. Por lo general entran a los edificios por los huecos de puertas y ventanas, aleros de tejados, líneas y tuberías de drenaje y otros servicios públicos y ramas de árboles y arbustos que hacen contacto con el edificio. Aunque algunas obreras son activas durante el día, la mayor parte de la actividad es del atardecer hacia la noche, con su mayor actividad entre las 10 PM y las 2 AM El camino entre el nido principal y los nidos satélite son por lo general de 6 a 20 mm de ancho y se conserva libre de vegetación y desperdicios. Normalmente sigue contornos pero típicamente pasa a través del jardín.

CONTROL

El primer paso es determinar si la hormiga presente está sólo buscando alimento o si hay algún nido en el interior. La mejor indicación de que hay un nido es la presencia de montoncitos de aserrín conteniendo partes de cuerpos de insectos. Otra indicación es el sonido producido por las obreras al ir removiendo la madera para extender el nido. En el exterior, se debe controlar el perímetro del edifico en busca de caminos de hormigas, especialmente en dirección de los árboles y arbustos; el mejor momento para localizarlas es durante el ocaso y al amanecer cuando la hormiga está mas activa.

El segundo paso es localizar cualquier nido interior. Se buscan montoncitos de aserrín con partes de cuerpos de insectos. Se debe escuchar los sonidos mencionados anteriormente; el uso de dispositivos para escuchar puede ser muy útil. Golpear suavemente con un destornillador, etc. toda la madera expuesta como juntas del piso, zócalos, vigas del techo etc., y poniendo atención a los cambios de sonido; los huecos de los nidos dan un sonido apagado o “suenan hueco” . Revisar las áreas sospechosas con una hoja del cuchillo que puede penetrar fácilmente la madera infestada. Hay que controlar espacios de gateo, sótanos y áticos. La hormiga carpintera tienen una red de senderos extendidos por toda la estructura, a menudo utilizando la parte superior del cableado eléctrico y tuberías de agua, por eso se debe revisar muy bien este tipo de instalaciones. Un medidor de humedad puede ser útil para localizar las áreas de mayor humedad en las que la hormiga prefiere localizar sus nidos iniciales.

El tercer paso es determinar si la colonia interior es una colonia principal o satélite. Hay que inspeccionar e investigar. La detección de los senderos puede dirigirlo a uno hacia la colonia principal. Para que el control sea efectivo, es de vital importancia localizar y eliminar la colonia principal.

Una vez localizada(s) la(s) colonia(s), deben tratarse directamente con un plaguicida adecuadamente etiquetado para este fin. En el interior, esto puede incluir taladrar algunos de los huecos de los muros para aplicar polvo y/o taladrar algunos elementos de madera para hacer inyecciones a presión. El tratamiento de barrera es eficaz para prevenir la entrada, y funciona mejor cuando se utilizan polvos mojables y formulaciones microencapsuladas. Todos las ramas de los árboles y arbustos que estén en contacto con los edificios deben podarse. Hay que revisar los sitios por donde el cableado eléctrico y las líneas de agua entran en el edificio y sellar cualquier hueco alrededor de ellas. En ocasiones es útil tratar la parte baja 1 a 2 metros de altura de los troncos de los árboles y/o la base de los postes de servicios públicos.

Call Now Button