Saltar al contenido
Fumigaciones ADONIS AZUL

Hormiga Acróbata

Hormiga Acróbata – Crematogaster. Spp.

Hormiga Acróbata

Entre las hormigas acróbatas se incluyen varias especies. Su nombre común es descriptivo del hábito que tiene esta hormiga de elevar su abdomen por encima del tórax y cabeza, sobre todo cuando se le molesta. En los Estados

Unidos se encuentran varias especies, incluso en altitudes superiores a los 2500 m

Las obreras son monomórficas, de aproximadamente 2,5 a 4 mm de largo; las reinas llegan hasta 10 mm de largo. Color de marrón claro a negro, a veces multicolor. Antena con 11 segmentos, con una clava de 3 segmentos. Tórax con 1 par de espinas dorsales. Pedicelo de 2 segmentos, adherido al lado superior del gáster. Gáster en forma de corazón si es visto en posición dorsal, la parte más ancha hacia el tórax y agudamente puenteado hacia la parte de atrás. Aguijón presente. Las obreras de muchas de las especies emiten un olor repulsivo en señal de alarma.

GRUPOS SIMILARES.

(1) Hormiga cortadora de hojas (Atta spp.) Con 3 pares de espinas dorsales en el tórax, el pedicelo adherido al gáster en el centro desde la vista lateral, y el gáster no tiene forma de corazón visto dorsalmente. (2) Otras hormigas con pedicelo de 2 nódulos adherido a la mitad del gáster visto lateralmente y con gáster sin forma de corazón en su vista dorsal.

DAÑOS Y SEÑALES DE INFESTACIÓN.

A menudo la única señal exterior de daño es la acumulación de desecho expulsado por estas hormigas, sobre todo cuando el desecho es de aislamiento de poliestireno. Aunque prefieren la madera ablandada por pudriciones de hongos o el aislamiento de poliestireno, pueden ampliar las cavidades que otros insectos han hecho en la madera. En ocasiones quitan el forro de aislamiento de los cables telefónicos o eléctricos, lo que puede provocar cortocircuitos.

BIOLOGÍA.

No hay muchas publicaciones acerca de la biología y hábitos de la hormiga acróbata. La mayoría de las especies están descriptas como infestadoras de estructuras anidando en nidos de moderados a grandes. Probablemente la especie más Comunmente encontrada es C. lineolata (Say) con obreras de 3 a 4 mm, machos 3,5 a 4 mm y hembras 7 a 8 mm de largo. Esta especie varía mucho en su coloración y anida en alturas de hasta 1.700 m las Montañas Blue Ridge. Muchas de las especies, incluyendo C. lineolata, cultiva áfidos y construye refugios de cartón para cubrirlos. C. lineolata fabrica protecciones similares que son usadas como cámaras de nacimiento/crianza. Se han observado enjambres (alados reproductores) en los nidos o emergiendo de ellos desde mediados de Junio hasta finales de Septiembre; en Dakota del Norte el 18 de julio, en Colorado del 4 de Julio al 5 de Agosto. El olor emitido por C. lineolata se asemeja al de las heces fecales de los mamíferos.

HÁBITOS.

Dentro de las estructuras la hormiga acróbata típicamente anida en madera que ha estado expuesta a alta humedad y pudrición por hongos; estas mismas condiciones de la madera son preferidas por la hormiga carpintera. También anidan en paneles de espuma de poliestireno, y huecos de los muros. En el exterior muchas especies anidan bajo las piedras, en barrotes, leña, o árboles en los que las pudriciones por hongos les permiten hacer túneles bajo la corteza y/o en la madera. Ocasionalmente anidarán en galerías abandonadas por termitas u hormigas carpinteras, así como en huecos de barrenadores, escarabajo polvoso de los postes o túneles de avispas de la madera.

Las obreras fácilmente entran a las estructuras tanto formando caminos a lo largo de las ramas de los árboles y las líneas de servicios públicos como utilizando la conexión que les proporcionan los vallados y galerías. Así que entonces, entran a través de las grietas y agujeros que hay alrededor de las líneas/tubos de los servicios públicos, marcos de las ventanas, etc.. Las obreras también pueden formar caminos por el terreno, entrar por debajo de las puertas, agujeros y otras aberturas o grietas. Se les ha encontrado viajando para infestar a distancias mayores de 30m

La hormiga acróbata se alimenta de la miel de los áfidos y pulgones lanígeros, insectos a quienes cuidan como si fueran su propio “ganado”. También se alimentan sobre insectos vivos o muertos, incluyendo enjambradores (alados reproductores) de las termitas. En el interior, muestran una ligera preferencia por los alimentos dulces y con alto contenido de proteína como las carnes.

Cuando se molesta o se alarma a la colonia, las obreras de todas las especies, excepto las más pequeñas, tienden a ser bastante agresivas. Suelen estar listas para morder y emitir un olor repulsivo.

CONTROL. La inspección es la clave del éxito en el control, y los métodos de inspección son similares a los usados para la hormiga carpintera. Si se localizan obreras en el interior, el primer lugar que se debe inspeccionar es el exterior de la estructura. Buscar caminos de hormigas sobre las paredes de la cimentación. Si hay encasquillado o cubierta, buscar fragmentos de espuma del material aislante que pueda indicar la presencia de algún nido debajo del mismo. Revisar si hay caminos de hormigas a lo largo de todos los cables, líneas y tuberías de servicios que entran a los muros y en las ramas de los árboles/arbustos que tengan contacto con la pared. Observar si se presentan señales de humedad excesiva como pintura descascarada a lo largo de zócalo, alrededor de los marcos de las ventanas, etc.; un medidor de humedad puede ser muy útil.

En el patio hay que controlar los barrotes, troncos, leña, huecos en los árboles, ramas secas de los árboles y corteza suelta que pueden servir para que la hormiga anide. También se debe inspeccionar bajo las piedras y el desperdicio que haya sobre el terreno que le pueda servir de nido.

En el interior de la estructura, hay que revisar áreas que ahora o anteriormente hayan estado sujetas a excesos de humedad. Hay que preguntar al cliente acerca de fugas de agua anteriores, problemas en la plomería, etc. Un medidor de humedad es muy útil para confirmar/detectar áreas con alta humedad. Hay que inspeccionar áreas de ataques anteriores de termita y hormiga carpintera, en busca de hormiga acróbata. En ocasiones, un estetoscopio electrónico puede ser útil para ayudar a localizar los nidos.

Los nidos localizados en la madera pueden ser tratados mediante inyección a las piezas infestadas. Se perfora la madera con un taladro hasta que las galerías de la hormiga son interceptadas y luego se inyecta plaguicida con un aerosol de alta presión o con un polvo. Los nidos ubicados en los huecos de los muros pueden ser tratados accediendo a ellos vía las cajas de contactos eléctricos y las instalaciones de plomería e inyectando un polvo (mejor alternativa) o un insecticida en aerosol; taladrar un pequeño orificio en el muro, ligeramente arriba de la base del mismo, es un último recurso para ganar acceso hacia estos huecos de los muros. Los nidos expuestos pueden ser aspirados mientras que los ubicados dentro de la pared requerirán tratamiento a base de aerosol o inyección de polvo.

Las hormigas acróbatas que andan por el exterior pueden ser dejadas afuera sellando las grietas y hendijas, seguido por un tratamiento localizado en las áreas donde las líneas y tuberías de servicios públicos entran a los muros. Los árboles y arbustos deben estar podados para que no toquen la estrucutura. Un tratamiento perimetral completo puede ser necesario utilizando alguna formulación de polvo mojable o piretroide microencapsulado para obtener mejores resultados.

Si las plantas ornamentales y arbustos están infestados con áfidos y/o pulgón lanígero, el cliente debe contratar un tratamiento para ellos que reduzca la presencia de la hormiga acróbata.

Call Now Button